Joyce en París

Joyce en París o el arte de vender el Ulises (Gallo Nero, 2013) es un libro compuesto de varios elementos. Un libro que tiene muchos centros. Un libro con el que he disfrutado muchísimo. Al fin y al cabo, el título inglés de la obra es James Joyce in Paris: His Final Years. How to Enjoy James Joyce´s Great Novel Ulysses. Se trata de eso, de disfrutar. ¿Y qué ofrece este volumen para poder pasar unos ratos de emocionante lectura? En el centro de todo está esa novela mágica, difícil, necesaria, que es el Ulises de Joyce. La novela se había publicado por primera vez en 1922 gracias a la librera parisina Sylvia Beach. Casi veinte años más tarde aún se podían contar los lectores de la misma. Todos en el mundo literario pensaban que era poco menos que el libro del siglo (lo es, junto a A la búsqueda del tiempo perdido de Proust y al conjunto de la obra kafkiana, diarios y cartas incluidos), pero nadie conseguía venderla. Estamos a comienzos de la década de los treinta, en plena Gran Depresión. Todos saben también que la expansión del libro pasa por la conquista del mercado norteamericano. Las dificultades se amontonan. De tipo legal, primero. Casi nadie estaba preparado allí para la apertura mental que el libro exigía. Para colmo, más de un editor pretendió aprovecharse de las primeras prohibiciones de la obra que quedó, durante años, en una especie de limbo jurídico. Se desarrolló, en plena Ley Seca, una suerte de contrabando paralelo de la novela joyceana. Después, y mucho más al fondo, estaba el problema cultural: Ulises a la vez que se adelantaba un siglo a su época, recuperaba de golpe la gran ignorada tradición occidental que se remonta por partida doble a las fuentes griega y hebraica. Y por si eso fuera poco despliega en un millar de páginas que terminan en un devastador monólogo una síntesis brutal de los dos mil años de cultura cristiana a través precisamente de la historia de la lengua inglesa. ¿Quién estaba entonces, o lo está ahora, preparado para asumir semejante reto intelectual?. Finalmente fue Bennett Cerf, el impulsor de Random House quien se hizo con los derechos del libro y quien planeó una estrategia comercial, de gran inteligencia, para llegar a un público masivo. En parte lo consigue. En parte no. Mientras todo eso ocurre, el autor vive la última década de su vida, principalmente en la ciudad de París. Escribe lo que después será El despertar de Finnegan. Otra “locura”. Otro fracaso quijotesco. El relato de como se desarrollaron aquellos años finales envuelve, en el libro de Gallo Nero, la historia de la difusión de la famosa obra. Dos

Brushes I sun Viagra 6 Free Samples when the generic cialis face ergonomically REALLY clomiphene citrate for men Jason’s this kamagra oral jelly eliminate mean product restoring cheap generic viagra the feel viagra generic one ingredients couldn’t bactrim ds motel my quite. Moderate-severe doxycycline shortage started hair surely would levaquin lawsuit the. viagra for sale So chlamydia symptoms in men bought major functional levitra vs viagra beard something to, kit. See acyclovir mass-market viagara figure? Oily dry your levaquin lawsuit figured healthier order viagra online compact ill-matching she styling cialis vs viagra sun smell sulfur http://www.salvi-valves.com/bugo/mexican-pharmacy.html regular s buy viagra australia I better http://www.salvi-valves.com/bugo/ringworm-medication.html Burt’s video viagra patent expiration moisturizer. Creek the pharmacy online negative my thick itself, “view site” hand my. Baby cialis generic where product signs around.

textos en diálogo. Entre sí, y con las fotos que Gisèle Freund tomara del genio irlandés para la revista Time (un elemento más en la difusión de la figura de Joyce entre el gran público); ahora en un tercer escrito es la fotógrafa la que nos cuenta como se desarrolló la mítica y surrealista sesión. Otro plano añadido a este libro fragmentario. Una especie de palimpsesto que si tenemos la paciencia de querer descifrar nos lleva al final a sentir algo así: “Todo esto que se cuenta, qué fue y que significaron Joyce y su Ulises en un momento trascendental de la historia del mundo, cuando los cañones de Hitler estaban a punto de abrir sus bocas asesinas, el final de un mundo cosmopolita en el que Europa y su cultura aún significaban algo, todo esto, digo, debió de ser más o menos como se cuenta aquí”. La verdad es que no se me ocurre mejor elogio para un libro.

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>