Diccionario Plossu (1): Blanco

Yo quisiera reescribir, palabra por palabra, palabra por imagen, el mundo de Bernard Plossu y esta frase prueba a las claras que no llegaré nunca a poder hacerlo. Para escribir ese mundo comenzaría por el blanco y la presencia o ausencia del blanco. Es, sin duda, el punto o el vacío al que se me van los ojos cuando contemplo cada una de sus fotografías. Permítaseme citar unos versos del poeta irlandés Seamus Heaney que me descubrieron esa clave de bóveda. Pertenecen a su bellísima serie de poemas denominada precisamente Clearences, palabra que contiene la palabra “clear”, claro, como los claros o vacíos que se forman en los bosques más frondosos en los que pudiera resultar más fácil perderse. The cool that came off sheets just off line/Made me think the damp must still be in them/But I took my corners of the linen/ And pulled against her, firts straight down the hem/and then diagonally, then flapped and shook/The fabric like a sail in a cross-wind,/They made a dried-out ondulating thawck/So we´d stretch and fold and end up hand to hand. For a split sencond as if nothing had happend/For nothing had that had not always happened… Con eso basta. No es el blanco de Zurbarán, que tiende a invadir todo el cuadro, no es el blanco de las “elegías luminosas” de Morandi (de quien por lo demás Plossu ha tomado otras cosas), ni siquiera el blanco de Wilhelm Hammershoi, ese blanco interior que rivaliza con el negro perdiendo siempre la batalla de la soledad y de la culpa. En Plossu el blanco está henchido por el viento y húmedo, como en el poema de Heaney, y de ahí que rezume frescura y un ligero movimiento. El blanco se encuentra a gusto con el negro, se asienta sobre él como una sábana de hilo viejo se dispone a caer suavemente sobre un colchón de plumas que a su vez acogerá mullido el amor de unos amantes. Pero sobre todo, el blanco en Plossu se contiene con sabiduría a sí mismo. No se expande. No se mezcla. Respeta. No invade nada. Como una vela ante un viento cruzado, es entonces, en medio de los elementos vivos, el aire, el agua, el fuego de la luz, cuando se muestra en todo su esplendor humilde. El blanco ni siquiera es la luz. Y la luz no es Dios. La fotografía de Plossu no es una “fotografía de la luz”. Off sheets, just off lines. Inmediatez de la palabra viva. Es mucho más, apenas una décima de segundo (split second) que no revela nada que no haya ocurrido siempre, una nada que es un todo, plena fugacidad en una mirada que fraternal y delicadamente acaricia (hand to hand) el mundo.

1 Comment Diccionario Plossu (1): Blanco

  1. Florencio Martínez Cuello 30/08/2013 at 15:33

    Precioso su enfoque pictórico y muy poético sobre la fotografía de Bernard. Siento no haberlo podido comprender del todo ya que no sé inglés, pero aun así me ha encantado.
    El propio Bernard, con el que tengo amistad, me lo envió.
    Qué suerte para mí poder intercambiar alguna opinión sobre este gran artista y sobre (en mi opinión) este incipiente arte de la fotografía.
    En el otro texto de su blog sobre Plossu-Pam, también le he escrito algo.

    Un cordial saludo.
    florencio

    Reply

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>