Imágenes del sueño

He encontrado, trasteando por ahí, esta hermosa imagen. Pertenece a una instalación. Es obra del artista inglés Tony Hornecker. En este caso la creó para una especia de bar que está en Valparaiso, Chile, y que se llama “The blue pale door”. Si miráis las imágenes de Hornecker os daréis cuenta de la diferencia que hay entre un artista y un decorador (pero ese otro tema, muy poco de moda porque justamente el artista odia la moda y la moda odia al artista). A mí lo que me importa es que esa imagen de los dos trenes rojos varados en paralelo, con esa luz dorada y las ventanas negras que dejan entrever el abismo es una imagen que pertenece más a la realidad del sueño que a la apariencia de la vigilia. Ese tren va directo a algún lugar que está más allá y yo veo pasearse por ese andén a Anna Karenina.

4 Comments Imágenes del sueño

  1. Alegría 04/12/2012 at 14:13

    Me sabe a poco, a muy poco…
    Vengo gracias a una alumna suya, Belén, de un blog de temática muy diferente, en el que hablaba de usted. Me interesa mucho la literatura, soy una lectora infatigable, y cuando acabe el que leo actualmente, voy a comprar el de usted. Después de “investigar” durante el fin de semana, me ha gustado mucho el tema que trata y aunque creo que lo leeré
    rápido, estoy segura que la reflexión posterior, dará mucho más de sí.
    He estado leyendo algunas de sus entradas a este blog, y me gusta mucho cómo lo hace; su mirada. Hay uno que me ha parecido especialmente complejo

    Reply
  2. Alegría 04/12/2012 at 14:18

    Disculpe, se cortó (escribo desde un smartphone). Le decía que hay una entrada que encontraba especialmente compleja, por la multitud de sentimientos que transmite, y es acerca de su amiga fallecida. Me conmovió especialmente, tanto por el contenido, como por la forma de escribirlo. Empecé a seguirle en twitter, para estar más pendiente de sus entradas. Un placer haber dado con su blog.

    Reply
  3. Alegría 04/12/2012 at 14:20

    En twitter, aparezco como @airesvioletas

    Reply
  4. Elisa 04/12/2012 at 21:30

    Bella imagen, Álvaro. No conocía a Hornecker y me he demorado en contemplar las imágenes. Anna Karenina puede estar caminando en el andén y a la vez estar en su asiento del tren. La veo poniéndose un almohadón entre las rodillas, cubrir sus piernas con una manta, pedir a su criada la linterna, sacar del bolso un cortapapeles y una novela inglesa, y entregarse a la lectura. Es una escena deliciosa muy bien descrita por Tolstói en su libro.
    Un beso y gracias por esta entrada.

    Reply

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>