Hobby Horse: Entrada número 1000

Con esta son ya 1000 las entradas de Hobby Horse. Querría antes que nada dar las gracias a todos los que han, habéis, pasado por aquí, aproximadamente unos 150 000 visitantes que han visto o leído el triple de páginas (o sea casi medio millón). Los números no son ni mucho menos lo esencial, pero reconforta sentirse acompañado. La entrada que más veces ha sido visitada (unas 700 veces) es una en la que hablaba precisamente de lo que quería conseguir con Hobby Horse. Decía que tan sólo quería crear un atmósfera y hablaba de las fotos de Anna Alejo, la autora de la foto del ur-hobby horse, del caballo de madera primigenio que inspiró este blog. Y citaba unas palabras de Peter Zumthor que ahora quiero reproducir aquí por la inmensa verdad que para mí contienen: “Entro en un edificio, veo un espacio y percibo una atmósfera, y, en décimas de segundo, tengo una sensación de lo que es. La atmósfera habla a una sensibilidad emocional, una percepción que funciona a una increíble velocidad y que los seres humanos tenemos para sobrevivir. No en todas las situaciones queremos recapacitar durante mucho tiempo sobre si aquello nos gusta o no, sobre si debemos salir corriendo de allí. Hay algo dentro de nosotros que nos dice enseguida un montón de cosas: un entendimiento inmediato, un rechazo inmediato. Naturalmente, conocemos bien la respuesta en el ámbito de la música. En el primer movimiento de la sonata para viola de Brahms (Sonata nº 2 en mi bemol mayor para viola y piano), cuando entra la viola, en un par de segundos ya está ahí, y no sé bien por qué. Y algo parecido ocurre en el ámbito de la arquitectura. No tan poderosa como en la más grande de las artes, la música, pero también está ahí”. No tengo ni idea de cuanto más durará Hobby Horse pero ojalá que para alguien, me bastaría con fuese uno solo, haya conseguido crear una atmósfera.

5 Comments Hobby Horse: Entrada número 1000

  1. Ignatius 15/05/2011 at 09:33

    A mi ha hecho pensar muchas veces, y me ha hecho recordar otras. Y por razones que desconozco -quizás razones atmosféricas- siempre termino pensando en mis hijas.

    Reply
  2. Eidyllion 15/05/2011 at 16:17

    Querido Álvaro
    Quería felicitarte, por tu entrada mil, por todas las demás, Darte las gracias por ofrecerme la posibilidad de percibir a través de tu hobby horse la magia de ese "entendimiento inmediato" que comenta Zumthor.
    Es como si construyeses con palabras, profundas, generosas, un puente imaginario para salvar la distancia que nos separa a los que te lemos.

    Reply
  3. José Antonio Calvo 15/05/2011 at 16:55

    Muchísimas gracias, querido Álvaro, por tu Hobby Horse. ¿Crear atmósfera? Pienso que se ha conseguido con creces. No sé si he leído todas las entradas, lo que sí tengo claro es que cuando he entrado (creo que "entrar" es el verbo) en algunas de ellas me he encontrado con un anfitrión/maestresala de prodigiosa finura, capaz de señalar las vivencias, en muchos casos universales, que se encuentran detrás de las mejores palabras de la mejor literatura. Gracias, de nuevo, y seguiré asomándome por el ojo de esta cerradura que, a su modo, también abre la "Gran Puerta".

    Reply
  4. María 16/05/2011 at 06:39

    Recuerdo perfectamente una entrada en la que hablabas precisamente de la atmósfera a la que te refieres… ¿Aforismos…? Y, sí, para mí la has creado.
    Hobby horse me acompaña todos los días.
    Un abrazo,
    Mary.

    Reply
  5. delarica@unav.es 16/05/2011 at 15:44

    muchísimas gracias a los cuatro, por vuestra desbordante generosidad conmigo

    Reply

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>