1 Comment Seis mil millones como uno

  1. Philippine 30/03/2011 at 10:51

    Y péguense ustedes por favor una espléndida sonrisa en el rostro. ¡Pero qué ciegos estamos! Lo mejor es la humildad y la sinceridad con que la anciana dice aquello: lo que aprenden de mí, no lo pueden aprender de otros. ¡fantástico! Gracias Alvaro. Phil

    Reply

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>