El desenfreno y la muerte

Todo desenfreno juega con la muerte. Lavarte las manos es un ritual para protegerse contra ella, como lo son las acciones correctas que haces a diario. ¿No hay personas que no hacen más que eso? Pagan sus facturas puntualmente y van al médico una vez al año. Creen y sienten como es debido. Son buenas personas. Yo quería hacer tareas rutinarias y aburridas todo el día. Quería ser como esas buenas personas sólo para olvidarme de la muerte, sólo para sentir que sigo vivo.

(De Diario de Leonard Michaels, en Los cuentos, Lumen, 2010)

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master