El desenfreno y la muerte

Todo desenfreno juega con la muerte. Lavarte las manos es un ritual para protegerse contra ella, como lo son las acciones correctas que haces a diario. ¿No hay personas que no hacen más que eso? Pagan sus facturas puntualmente y van al médico una vez al año. Creen y sienten como es debido. Son buenas personas. Yo quería hacer tareas rutinarias y aburridas todo el día. Quería ser como esas buenas personas sólo para olvidarme de la muerte, sólo para sentir que sigo vivo.

(De Diario de Leonard Michaels, en Los cuentos, Lumen, 2010)

6 Comments El desenfreno y la muerte

  1. Eidyllion 09/06/2010 at 17:25

    Esa soy yo… creía en esa teoría, y… je peux te dire que ça ne marche absolument pas. L'esprit se vide. Sí, te hace sentir con los pies en la tierra, más cerca del epicentro de todo, pero a la vez pegado, magnetizado, ¿parado? y hasta donde yo sé, no hay abismos, ni muerte, sólo vida, a secas.
    "Pero no te preocupes, más abajo del suelo no se puede caer" me quedo muy tranquila. Pero… ¿no será que lo que haces es caer bajo?
    Plutôt "accueillir l'inconnu, sans connaissances, sans certitudes", c'est ça que je désir véhement. Mes horizons deviennent interminables.

    Reply
  2. Francis Black 09/06/2010 at 17:56

    El primer encuentro de estas dos grandes figuras no fue, sin embargo, muy afortunado. Beckett llegó al hotel del actor y se lo encontró bebiendo cerveza y viendo un partido de béisbol, sin mostrar mucho interés por el ilustre personaje que había venido a visitarlo. El escritor intentó romper el hielo explicándole lo mucho que le gustaban sus películas mudas, y muy especialmente “El maquinista de La General”, pero no consiguió arrancarle nada que no fuesen monosílabos. “Los minutos pasaban, la situación se volvía más forzada y desesperada, y los silencios llegaron a parecer interminables”, escribió Anthony Cronin en su biografía del autor de Esperando a Godot. Durante el rodaje Keaton no se mostró mucho más locuaz, aunque sí muy profesional, e incluso echó mano de su larga experiencia para aportar algunos consejos puntuales.
    ………….

    Es una escena curiosa, Keaton no para de moverse en sus películas y Beckett parece más un autor de silencios( no conozco demasiado su obra), pero luego uno es un hombre roto de verdad y el otro un hombre con ilusión que viaja para rodar.

    Reply
  3. delarica@unav.es 09/06/2010 at 19:00

    Os copio otro párrafo/deslumbrante del bueno de Michaels, ya que os habéis dado tanta prisa en contestar (cosa que agradezco tanto…)
    "Mi vecino se está construyendo un patio, poniendo ladrillos meticulosamente. El sol cae a plomo. El calor le rebota de los ladrillos a la cara. Yo estoy aquí escribiendo. Él habrá construido un patio, y yo seré castigado"

    Reply
  4. paisajescritos 13/06/2010 at 12:26

    El desenfreno acerca a la muerte, tanto como la ahuyenta. Veo más muerte en la rutina, en la obedicencia, en no saltarse la línea roja… No obstante hay quien quiere garantizarse por el camino de la bondad y de la corrección el indulto de la muerte.

    Reply

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>