Kleine Fabel (Pequeña fábula)

“Ay”, dijo el ratón, “el mundo se empequeñece con el paso de los días”. Al principio era tan ancho que le tenía miedo. Corría y corría y la verdad es que me alegré al ver por fin, a derecha e izquierda, aquellos muros que se alzaban en la lejanía, pero esas largas paredes confluyen tan rápidamente que ya me encuentro en el último cuarto, y allá en el rincón espera la trampa en la que voy a caer.” -“Tienes que cambiar el rumbo de tu carrera” -dijo el gato, y lo comió (“Ach”, sagte die Maus, “die Welt wird enger mit jedem Tag. Zuerst war sie so breit, daß ich Angst hatte, ich lief weiter und war glücklich, daß ich endlich rechts und links in der Ferne Mauern sah, aber diese langen Mauern eilen so schnell aufeinander zu, daß ich schon im letzten Zimmer bin, und dort im Winkel steht die Falle, in die ich laufe.“ – “Du mußt nur die Laufrichtung ändern”, sagte die Katze und fraß sie) (Franz Kakfa, 1920)

3 Comments Kleine Fabel (Pequeña fábula)

  1. delarica@unav.es 06/05/2010 at 16:18

    un saludo cordial María

    Reply
  2. Icíar 08/05/2010 at 09:15

    No sé qué me gusta más si el "acertijo" o el tigre. Me voy a pensarlo por ahí.

    Reply

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>