Notas para un diario 96

No sabes lo que me está costando volver a la rutina. Quizá sea muy egoista pero necesito tiempo para mí. Me encantaría sentarme en la playa sola, mirando el mar, como aquel que no mira nada y lo mira todo al mismo tiempo…. estar horas teniendo la sensación que has pensado mucho pero sin concretar nada. Quiero llorar a solas, reirme a solas y mirarme por dentro, pero a la vez me da mucho miedo pensar que hasta ahora no he hecho nada útil. No quiero que me pase la vida sin avisar, habiendo hecho de todo muriéndome con las manos vacías. Eso me da terror. Me da pavor que el cielo exista y que no me dejen entrar porque no tengo nada que enseñar y tenga las manos vacías o lo peor, repletas de cosas que no sirven para nada. Quiero tener mi tiempo, quiero caminar yo sola sin que nadie me mire… quiero estar sola un rato por lo menos, un día pensando en mí, hurgando en mis cosas, en mis pensamientos. ¿Es muy egoista Álvaro? ¿Soy una mala madre diciéndote que a veces incluso me molestan hasta mis propias hijas? ¿Es malo pensar que me dan ganas de escaparme a una ciudad muy grande haciendo lo que se me antoje a cada instante?

(Foto de Francesca Woodman titulada One of our girls has gone missing)

10 Comments Notas para un diario 96

  1. molinos 04/02/2009 at 09:21

    …mmmm…no será ” Hurgando en mis cosas” con H???….como sigas así me voy a empezar a preocupar…

    Reply
  2. Alvaro de la Rica 04/02/2009 at 09:40

    ¡Qué patinazo! Si Cervantes levantara la cabeza o la srta Rottenmeyer (se escribía así). En mi descargo, en este caso, puedo aducir que es copiado y pegado de una carta, pero en fin, no tengo excusa ni perdón. Gracias por estar al quite.

    Reply
  3. alfonso 04/02/2009 at 10:11

    Molinos es una puñetera en el buen sentido, las faltas de ortografía en este caso son pequeñas curas de humildad que a los que somos un desastre nos reconfortan.

    Reply
  4. Annie Leibowitz 04/02/2009 at 10:27

    por un momento me ha parecido estar leyendo a la April de Revolutionary Road, the Richard Yates. Pasmosamente similar.

    Reply
  5. Alvaro de la Rica 04/02/2009 at 10:36

    Por cierto, con el permiso de molinos, dejamos la ortografía, por interesante que sea. ¿alguién ha visto Revolutionary Road, la peli?

    Reply
  6. molinos 04/02/2009 at 13:27

    Lo de la ortografía lo hago por ti..para que no pierdas prestigio.

    Es una carta que quitando la referencia al cielo podría haber escrito yo.

    Reply
  7. Janet Sendagorta 04/02/2009 at 22:14

    Sí la he visto, y tengo que decir que no me gustó. Me pareció muy dura y refleja la situación de un matrimonio a la que no me gustaría llegar nunca. Por lo demás creo que los actores lo hacen bien, sobre todo ella.

    Reply
  8. jose ignacio agorreta 04/02/2009 at 22:14

    Con respecto al video que nos has puesto más abajo de los tres hermanos, toda la prensa especializada hace referencia a ellos no por su valor musical. sino porque toda la grabación se hizo con instrumentos, micrófonos, grabadora de ocho pistas, etc… de mediados del siglo pasado, en todo un alarde de reivindicación del sonido de aquella época.
    Si nos vamos a las artes plásticas, ahí sí que tenemos en infinidad de ocasiones una preponderancia del “cómo” con respecto al “qué”, provocando, en mi opinión, una aútentica confusión en los espectadores de exposiciones, instalaciones…
    Esta pequeña reflexión para preguntarte, Álvaro, o quien quiera opinar, sobre si en la literatura se puede producir este fenómeno en que los procesos de producción pueden llegar aser más relevantes que el propio trabajo.
    ¿O el libro por su propia naturaleza está a salvo de estos debates ?

    Reply
  9. Alvaro de la Rica 05/02/2009 at 08:11

    molinos, tú preocúpate por mi prestigio, que yo me encargo de mi desprestigio, algo que me interesa mucho más; por otra parte, pensé lo mismo de la carta… pero no hace falta que hagas alarde de ateísmo, si tu abuelo levantara la cabeza!

    jan, dicen que un blog despega de verdad cuando los comentarios son mejores que el contenido propiamente dicho; así que yo feliz

    jose ignacio, menudo temita: en literatura pasa exactamente lo mismo; supongo que hay que buscar siempre un equilibrio (eso lo sabes tú muy bien, no hay más que ver tus cuadros)

    Reply
  10. Annie Leibowitz 05/02/2009 at 10:30

    alvaro, veré la pelicula este fin de y te contaré, intuyo, si es la mitad de buena que el libro, que va a ser demoledora. solo imaginar a di caprio -y no es amor de fan- con semejante papelón me dan escalofrios.
    respecto a la dureza y a lo “desagradable” del tema (bueno,ojo, de los temas, que son muchos), ése es precisamente el asunto, hay grandísimas obras de artes con temas que nos disgustan, y no por eso, dejan de ser admirables.
    a mí la historia -lejana, fuera de nuestra época, ajena- me fascina. espero que la peli transmita el enorme portencial del libro.

    Reply

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>