El Coloso de Goya

Según una información reciente, que procede directamente del Museo del Prado, la célebre pintura atribuida a Goya no puede serle atribuida. La tesis de la autoría de Asensio Juliá, principal discípulo del pintor de Fuendetodos, cobra fuerza tras el hallazgo de las iniciales A.J en la parte inferior izquierda de la tela. No se sabe bien. Lo que sí parece cierto, según los expertos de la pinacoteca madrileña, es que no es de Goya. Las diferencias son palmarias, aunque hasta ahora parecían haber pasado desapercibidas. Se pueden ver algunas concretas, a simple vista. Son especialmente llamativas las que se refieren al tratamiento de los animales (en las fotos, la parte superior de cada una de ellas corresponde a un perro y un burro que aparecen el El Coloso; las de la parte inferior al mismo animal en otros cuadros de Goya)
No soy un experto en la materia pero me pregunto varias cosas: ¿será posible que nadie se hubiera dado cuenta hasta ahora? ¿ha sido el descubrimiento de las iniciales lo que la movido a los investigadores? ¿con esos criterios de atribución, en el caso concreto de Goya, no habría que desestimar la autoría de otras muchas obras, óleos, dibujos, etc? ¿se va a quitar El Coloso de las paredes del Museo del Prado, ahora que se piensa que pueda ser de un pintor «de segunda»?
Seguiré este tema de cerca, y quiero preguntarles a algunos amigos de los que me fío, expertos en Goya, qué es lo que piensan ellos al respecto. En todo caso, una parte sustancial de la literatura sobre el maestro va a tener que ser revisada muy a fondo.

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master