La sombra de un amor

Cantar de los Cantares

Como manzano entre los árboles del bosque/así es mi amor entre los hombres/cuanto deseo recostarme a su sombra/y que dulce es su fruto a mi paladar/Me llevó a la casa del vino/y me cubrió con su enseña de amor/reanimándome con pasas/reconfortándome con manzanas/que estoy enferma de amor/su brazo izquierdo bajo mi cabeza/con el derecho me abraza.
Isaías
¿En poco tiempo el Líbano no se convertirá en vergel/y el vergel parecerá un bosque?
Juan de la Cruz
Oh llama de amor viva/que tiernamente hieres/de mi alma en el más profundo centro
Francisco de Aldana
Amor, mi Filis bella, que allá dentro/nuestras almas juntó, quiere en su fragua,/los cuerpos ajuntar también tan fuerte/que, no pudiendo como esponja el agua/pasar del alma al dulce amado centro/llora el velo mortal su avara suerte.
Ineffabilis Deus
ab omni originalis culpae labe praeservatam immunem
Louis Bouyer
Kenosis: término procedente de la expresión griega ekenosen eauton, se anonadó o, más exactamente, se vació; la kenosis de la Encarnación no debe buscarse más que en el hecho de que el Hijo de Dios, sin dejar de ser lo que es desde toda la eternidad, consiente no obstante, para salvar a la humanidad caída, en asumir no sólo la condición de criatura sino la de una criatura sufriente y mortal.
(el cuadro es de Giulia Lama)

2 Comments La sombra de un amor

  1. magdalena merlos 10/12/2008 at 18:17

    ¿Y leer el Cantar de los Cantares? ¿es más o menos bizarro que leer el ciclo de Mio Cid? Qué maravilla. Elegí algunos versos del texto bíblico hace unos años para un acontecimento importante. A Aldana lo tengo localizado por referencias vía Dragó, pero ¿dónde encontrarlo?

    Reply

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>