Lo llamaban fumar

este cigarrillo es enormemente largo/los compro en cajas de 10 de color índigo./Y entonces estabas sentada frente a mí/:y mi sangre me decía con suavidad, ¡qué equivocadamente!,/que yo existía/(pensé haber recordado lo hermosa que eras) este cigarillo, cuando/se inhala, produce un misterio/semejante a ángeles perfumados que bromeasen en medio de/un enorme y dulce alboroto/(compro 10 en una caja de color índigo)/Muñecas. Codos. Hombros. Dedos./los pequeños y amorosos estremecimientos/de carne invisiblemente visible (este/cigarrillo exhalado en musicales sacudidas/de silencio coloreado de besos) por Cristo bésame. Un beso
(El poema es de e.e. cummings, de su libro Etcetera; la foto, Lo llamaban fumar, es de Rocío Alvarez)

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>