Notas para un diario 5

Alvarete cumple 16 años. Recuerdo como si fuera ayer su nacimiento. En el instante en el que le vi, mínimo, envuelto entre las sábanas blancas y azules de la Clínica, sentí que bajaba del cielo un rayo y me rompía el corazón en dos. Un auténtico coup de foudre, acaso el más auténtico que haya sentido nunca. Algo palpable, intenso, más verdadero que yo mismo.

(La foto está tomada por J.A. a las afuera de Pamplona hace hoy una semana)

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master