Homo ludens

Cuentan de San Luis Gonzaga que, siendo niño, un pariente le observaba mientras jugaba y que tras un rato de observación le preguntó: «Luis, ¿qué harías si supieras que te ibas a morir dentro de cinco minutos?» San Luis le miró de refilón y contestó sin pensárselo dos veces: «Yo seguiría jugando».

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master